Escribo en las paredes de esta casa
aquí podrás encontrar mis historias, libros y,
a veces, también otros disparates

Isaac Belmar

Vale, dime más

Sobre mí

Confieso que no me gusta demasiado hablar de mí, así que esto va a ser breve

Cosas que hacer con las manos cuando no escriben

Cosas que hacer con las manos cuando no escriben

Cosas que hacer con las manos cuando no escriben

Sólo soy un tipo normal intentando figurarse dónde está y qué hace. Sé que no lo conseguiré y mientras tanto, cuento historias. Me parece algo bueno en esta vida algo absurda.

De manera habitual escribo en mi blog y a veces también lo hago en la casa de otros, colaborando en revistas y webs que me parece que cuentan algo interesante.

Algunas de las historias que escribo acaban también publicadas en libros y vivirán más que yo. Lo harán escondidas en estanterías, pequeñas y espero que al lado de buena compañía. Me parece bien. La mayoría de lo que he publicado hasta ahora son relatos y hay también alguna novela.

Aparte de eso, poco. Que mi nombre es Isaac, que si quieres decirme algo, aquí puedes. No tengo Facebook ni me prodigo en redes sociales, Twitter es el único sitio por el que me dejo caer.

Leerme

Si tienes curiosidad, aquí puedes leer lo que escribo

Esta parte está en construcción debido a la nueva web (sí, me lo cargué todo) y a que habrá novedades, poco a poco iré poniendo de nuevo todo en orden, con los libros y relatos.

Mientras tanto, puedes darte una vuelta por el Blog, allí hay un poco de todo.

En 2007 me publicaron mis primeros relatos, un febrero que no olvidaré. Una de las cosas más curiosas que recuerdo es que en el mismo volumen escribía el cantante del grupo Def Con Dos. Desde entonces un buen puñado de historias, casi siempre breves y muchas veces al lado de nombres más grandes que el mío.

De ahí a la novela, algún humilde premio, algún otro que se quedó a las puertas… Y así voy, piedra sobre piedra hasta donde llegue, sea alto, lejos o a saber.

Aquí están algunas de esas piedras.

Mi primer editor dijo que me parecía a Chester Himes y confieso que no tenía ni idea de a quién se refería. Aprendí que Himes era un escritor negro de novela negra, y algo maldito dicen, signifique eso lo que signifique. Fui a buscar Un ciego con una pistola, la leí y me pareció que aquella frase es una de las mejores cosas que me han dicho nunca. Curiosamente nunca me he considerado en el género negro, pero supongo que le tenemos que poner etiquetas al mundo, a ver si así nos hacemos una idea de él.

CONTACTAR CONMIGO

Siempre me gustó recibir cartas, así que, si quieres, escríbeme un mensaje, me alegrarás aunque a veces no lo reconozca. Caigo un poco en el cliché de ermitaño (y odio los clichés), pero procuro responder siempre.