20 preguntas sobre libros

20 preguntas sobre libros

No hace mucho me llegó un correo en el que me retaban a responder a un test literario. Le eché un vistazo sin esperar mucho y al final me pareció curioso. 20 preguntas sobre libros, lecturas y similares.

Me decidí a hacerlo finalmente y este es el resultado de mi test literario.

BLOG QUE ME RETÓ A RESPONDER EL TEST

La puerta en el muro.

http://lapuertaenelmuro.com/

TRES BLOGS QUE QUISIERA QUE HICIERAN ESTO:

No voy a nominar a nadie, que esto de los retos se nos está yendo de las manos aunque se trate de libros. Pero si alguien quiere hacer esto en su web y decir que el guante que recogió lo encontró aquí, me parece genial y no pareceré tan antisocial (no digo que no lo sea, digo que no lo pareceré).

Aclarado esto, he aquí las 20 preguntas.

TEST LITERARIO


1.- Los últimos libros leídos

Fiesta de Hemingway, Meridiano de sangre de Cormac McCarthy, Por amor a Imabelle de Chester Himes. No por ese orden y seguro que me faltan varios, pero esos son los que recuerdo ahora.

2.- Libros que cambiaran mi forma de pensar

El mito de Sísifo de Camus y El gen egoísta de Dawkins son los que más me vienen a la cabeza ahora mismo, así que supongo que esos. Te vuelven un optimista empedernido y los recomiendo.

3.- Los últimos libros que me hicieron llorar

No recuerdo llorar con ningún libro, la verdad. A veces se me humedecen los ojos al pasar por las listas de venta de El Corte Inglés y ver a la Esteban, o al tipo ese de Youtube que no sabía ni que existía.

4.- Los últimos libros que me hicieron reír

En cuanto a risas, las que más recuerdo tienen un Mortadelo y Filemón en una mano y un bocadillo de Nocilla en la otra.

Reunión tumultuosa de Tom Sharpe me pareció desternillante en el instituto. Insistí en que yo leía eso en vez de las lecturas obligatorias y mi profesor de Literatura dijo que vale.

Luego tuve que exponer en clase sobre el libro y hablar de ancianas que pinchaban novocaína en la polla de esclavos durante el Apartheid sudafricano. Y algo de avestruces bomba porque se comieron condones rellenos de explosivo, aunque no sé si eso pasaba en la segunda parte. Mi vida es un borrón.

Y gracias, Tomás, por descubrirme que mi don es traumatizar cuando hablo.

5.- Libros prestados que no me han devuelto

Siempre consigo que me devuelvan los libros, sin importar la sangre que haga falta para ello. Supongo que me marcó que mis dos cómics favoritos de Spider-Man (y únicos, pues era un niño de pueblo pequeño al que no llegaban cómics con regularidad) no me los devolvieran de crío.

Perales, yo nunca olvido y tú piensas que estás a salvo y ni te acuerdas de mí. Sigue así, campeón, más fácil será cuando llegue el día.

6.- Un libro prestado que no haya devuelto

Las venas abiertas de América Latina. Me insistieron tanto en que me lo leyera, y fueron tan perseverantes esas personas, que dije: “está bien, dejádmelo”.

Tras eso procedí a ponerlo en un bonito lugar de mi estantería y ahí sigue, sin abrir, tras perder el contacto hace años con las personas que me lo prestaron. Me han dicho que es bueno y tengo que leerlo, en serio, es algo que llevo repitiendo quince años y seguramente repetiré otros quince.

7.- Un libro que volvería a leer

Nunca releo libros, a excepción de El guardián entre el centeno de Salinger. Nunca vi mucho sentido a releer, pero si hay uno que lo merece es París era una fiesta de Hemingway.

8.- Un libro para regalar a ciegas:

Cualquiera de estos.

Creando con pelo de gato

Creando con pelo de gato

Aprendiendo a jugar con los testículos de un león

Aprendiendo a jugar con los testículos de un león

Viejos tractores y los hombres que los aman

Viejos tractores y los hombres que los aman

9.- Un libro que me sorprendió para bien

Soy leyenda de Richard Matheson, porque no esperaba nada y hay poder en tener las expectativas tremendamente bajas.

10.- Uno de los primeros libros que leí en la escuela

No recuerdo cuando era demasiado pequeño, pero siendo pre-adolescente empezaron las lecturas obligatorias. El mecanoscrito del segundo origen, de Manuel de Pedrolo, es el que más se me ha quedado.

También nos mandaron literatura juvenil patria, con Atacayte y Sosala, de no recuerdo quién y ahora no tengo Google.

También tengo un lugar especial para: Cuando Hitler robó el conejo rosa, metáfora poco sutil para contar la pérdida de la inocencia de una niña al estilo Anna Frank. El libro no me gustó NADA y la profesora de Lengua era experta en decir “asúvez” y escribirlo así cuando quería decir “a su vez” (lo juro).

11.- Un libro que robé

Mi hermano se quedó con Cosmos de Carl Sagan de la biblioteca de mi pueblo cuando era pequeño. Se le olvidó devolverlo y lo leí y me gustó, así que supongo que soy ladrón de ese libro por transitividad.

Teniendo en cuenta que el bibliotecario por aquellos días se pasaba más tiempo en el bar de la planta baja que en su puesto, no lo echó en falta nunca.

12.- Un libro que encontré perdido

Una vez me topé con uno de autoayuda en un banco, creo que iba de curación cuántica o alguna sandez por el estilo. Procedí a alejarme de él, lentamente, sin darle la espalda.

13.- Los autores de los que más libros tengo

Hemingway, Bradbury, Pressfield, Camus, Verne, Easton Ellis y así podría seguir hasta enumerar a casi todos los que poseo. Si me gusta cómo escribe alguien, me es difícil tener sólo uno.

14.- Un libro valioso

Cualquiera bien escrito.

15.- Los libros que leo ahora mismo

Miedo y asco en Las Vegas de Hunter S. Thompson, aunque sólo sea porque casi vuela por los aires a Johnny Depp en una ocasión. Cada dos páginas te entran unas ganas tremendas de drogarte con lo más raro que encuentres y dos después piensas que mejor que mi droga en la vida siga siendo solamente el amor.

16.- Un libro que prohibiría

No prohibiría libros porque sólo conseguiría que los leyeran y sí, algunos libros te hacen claramente más estúpido y todo el mundo tiene derecho a eso. No voy a ser yo el que lo impida.

17.- Un libro que llevo tiempo queriendo leer

Tengo curiosidad por algo de Thomas Pynchon y El ruido y la furia de Faulkner. Habrán de pasar cuatrocientos títulos más antes de tocarlos, pero antes de todos y cada uno seguiré diciendo que a ver si leo algo del raro de Pynchon o del borracho de Faulkner.

18.- El próximo libro que vas a leer

Flores para Algernon de Daniel Keyes, si es que no se cruzan otros veinte demandando atención y hago caso a alguno de ellos, que es muy posible dada mi nula capacidad de concentrarme en un objetivo práctico.

19.- El libro que no leería jamás

Cualquiera con Vaticanos, manuscritos, cálices, vampiros con purpurina de stripper o fantasías de dormitorio de señoras de mediana edad.

20.- Trilogías o sagas preferidas:

El Señor de los Anillos.

Canción de hielo y fuego.

Los números impares de Dune.

Los malditos dos cómics de Spider-Man que se quedó Perales (agito el puño al cielo).

4 responses

  1. No me gustó nada, pero nada de nada “Mecanoscrito de segundo origen”, que por cierto yo me leí en Gallego, es el que menos me gustó después de “De la tierra a la luna” de Julio Verne. Y tengo libros sobre Dune en casa, que me regalaron de segunda mano, y que no he sido capaz de leer, no me llaman en absoluto. Interesante entrada. Biquiños!

    • A mí me lo hicieron leer en valenciano, ¿qué pasa con ese libro? ¿Es el referente de las lenguas regionales o algo? Yo tenía una colección completa de Verne y de pequeño lo leía y era espeso como pocos.

      Dune es un clásico, los siguientes, olvidables, pero curiosamente los números impares no están mal y los pares sin un asco.

      Ya sabes, si quieres recoger el guante, todo tuyo, está un poco lleno de tierra, pero…

  2. Flores para Algernon fue el primer libro que me compré en la vida!! Hasta recuerdo donde lo compré. Todos mis libros me los habían regalado hasta ese momento (era un lector furibundo de cualquier cosa impresa mas o menos en forma de libro…) Lo compré a los 14 años y ahora tengo 52 y ahí está, sobreviviendo a las mudanzas y al tiempo. Nunca lo releí, pero era MUY bueno. Ojalá te de tanto placer leerlo como a mí me lo produjo entonces.

    • Pues ya llevo dos tercios de Flores para Algernon y me está gustando y haciendo buena compañía por las noches. Me alegro de que tuviera ese efecto en ti, cuando un libro lo consigue, pocas cosas lo superan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *