No compites contra todos

no-compites-contra-todos

Hoy iba a poner un relato, pero quizá mañana, porque hoy estaba pensando en algo que me dijo alguien. Me comentó que le resultaba descorazonador empezar a exponer su escritura, que le avergonzaba incluso denominarse escritor, porque todo el mundo lo era ahora y, lo que es peor, lo gritaba ahora y el aura de […]

Leer todo →

El Amberes de Bolaño

Roberto bolaño

Acabo de terminar la inclasificable Amberes de Roberto Bolaño. Hay quien dice que es una novela, pero no, son cincuenta y seis fogonazos de prosa poética, un ejercicio de escritura libre de un Bolaño de veintisiete años con una especie de hilo (o no) por debajo. Sin duda, la prosa salvaje corre desbocada por la […]

Leer todo →

Aprender de los mejores

Los mejores

No hace falta ser viejo por estos lares para conocer mi opinión sobre juntarse con escritores. Respuesta corta: «No», respuesta larga: «No se te ocurra». No, al menos, para temas de escritura ya que, para mí, los grupos de escritores tienen muchos más inconvenientes que ventajas. Para otras cosas no relacionadas, como socializar o beber […]

Leer todo →

Cómo comienza la buena escritura… de no ficción

Grandes comienzos

Hace un tiempo leí un análisis que trataba de averiguar cómo comenzaban los artículos que más se leían, compartían y comentaban. Era curioso, una gesta particular para descubrir qué conseguía capturar la atención y la imaginación de los lectores, secuestradas hoy en un sótano por un montón de tonterías. Su pregunta era, exactamente: «¿Cómo empieza […]

Leer todo →

¿Hay alguien ahí?

La fiesta ha terminado

¿Hola? ¿Queda alguien? Supongo que no, espero que no. Además, es sábado, el día en que la gente tiene cosas que vivir y otros a los que ver. Yo vuelvo temprano a la fiesta de los treinta días y sólo quedan las sobras, la mitad de ellas esparcidas por un suelo que se pega al […]

Leer todo →

Este es el final

El rey lagarto

This is the end, cantaba El Rey Lagarto. Un final que coincide, curiosamente, con el del último libro en mis manos, dedicado a escritores que dejaron de hacerlo por los más diversos motivos. Se me ha quedado dando vueltas Juan Rulfo, a quien se le murió el tio Celerino, que es quien le contaba las […]

Leer todo →