Consejos para escritores freelance

Hoy algo directo y pragmático, nada relacionado con el arte, porque el arte quiere comer, pero es incapaz de cazar nada.

No hace mucho hablaba de escritura y dinero, más bien del poco que da, al menos la ficción en la mayoría de los casos. Ya se sabe, casi nadie vive de esto, etc.

Yo «vivo» de escribir para otros, como mercenario, escritor freelance, creador de contenidos o como se le llame ahora.

Eso ha hecho que otros escritores, interesados en que su escoliosis ante la pantalla sirva de algo, me hayan preguntado algunas cosas al respecto a lo largo del tiempo.

Vivir de escribir… la eterna quimera.

Por eso, he aquí unos «consejos» directos, breves y al grano sobre cómo navegar en ese mundo y no ahogarte (demasiado). Así, de paso, respondo a algunas de esas dudas y a otras preguntas que no me han hecho, pero considero interesantes.

Por supuesto, esta es mi experiencia y nada más. Diferirá de la de muchos otros y no será recomendable en muchos casos. Seguramente muchos de esos otros lo están haciendo mejor, cosa que no me extrañaría, pues mi desastre me acompaña siempre.

Así que, sin orden ni concierto, he aquí algunos consejos o recomendaciones para quien quiera ganarse la vida como escritor para otros.

Antes de nada: Sí, se puede uno ganar la vida como escritor freelance, aunque no esperes grandes riquezas, en parte por algo que comentaré más adelante.

Tendrás que contribuir a esa bestia que odio y se llama marketing de contenidos. Personalmente pienso que ha arruinado la red, porque en vez de respuesta a tus dudas, sueles encontrar en Google artículos de contenido optimizado cuyo principal objetivo es vender algo y que aparezcan en buscadores, enterrando otras gemas sin tanta proyección comercial.

Sí, soy parte del problema y tú también lo serás, pero ahora mismo es lo que hay si quieres «vivir de escribir». Se sigue demandando y, aunque hay mucho «creador de contenido», hay pocos realmente buenos, como siempre y como en todo.

Eso no significa que si eres bueno te vayan a valorar. Especialmente al principio no lo harán y las empresas no distinguen un contenido excelente de uno mediocre. Ni siquiera supuestas agencias especializadas entienden lo que están haciendo o los verdaderos fundamentos del marketing en el que dicen ser expertos. Las historias de terror que me he encontrado estos años son demasiadas y ajenas al objetivo de esta web.

Dicho esto, huye de plataformas de creación de contenido estilo Fiverr, Lowpost o similares. Esas llamadas content mills pagan verdaderas ruinas por tu tiempo y tu escritura. Además, los requerimientos de la mayoría de contenidos son increíbles, más largos que el propio artículo. Estarás condenado a la miseria si entras en esa rueda, trabajando por 3 euros la hora o menos.

¿Qué hacer? Contacta directamente con quien quieras trabajar. Con empresas o marcas que tengan blog, o bien con agencias de marketing de contenidos. En este último caso, sigues dependiendo de un intermediario, lo que recorta el precio por palabra que puedes pedir, pero con algunas puedes conseguir algo decente y es más probable encontrar trabajo regular.

¿Cómo contactar? Escríbeles, así lo hice yo. De vez en cuando me contactan directamente, pero al principio habrás de salir a por ellos. Tendrán un formulario de contacto o un email y eres escritor, deberías poder decir algo interesante para llamar al menos la atención. Si no, quizá deberías replantearte el tema contenidos.

En la medida de lo posible, apunta a temáticas y empresas que te gusten o de las que conozcas el tema. Harás mucho más rentable y agradable la escritura y, sobre todo, evitarás proyectos infernales de temas que odias, que te quitarán horas interminables. Aquí los gustos de cada uno serán diferentes.

Forja una relación de largo plazo con el cliente, haz siempre tu mejor trabajo y podrás conseguir nuevos proyectos y, lo más importante, pedir más precio por palabra. También conseguirás que pasen tu contacto y te empiecen a escribir a ti y no tú a ellos.

¿Qué precio por palabra es adecuado? La pregunta del millón sin respuesta realmente válida. Allá cada uno con su rapidez, la temática, si estás empezando y no tiene contactos, ni experiencia, ni más remedio. El mínimo del que creo que no deberías bajar, en mi opinión, es 4 céntimos por palabra. De esa manera, por un contenido de 500 palabras podrías obtener ese mínimo de 20 euros sin IVA. A partir de ahí, lo ideal sería llegar hasta 10 céntimos por palabra y más allá.

Ese objetivo ideal no lo vas a conseguir en 1 mes ni en 6, pero aunque sea difícil es factible, también por experiencia con otros creadores. Quizá te cueste un par de años de trabajar y sondear nuevos clientes a menudo, ya con una experiencia y bagaje. Insisto, es difícil, pero no es imposible.

Ten una web o trabajos que poder presentar si te piden muestras. Conforme tengas más clientes, más fácil se irá haciendo y más experiencia podrás mostrar.

Firma siempre un contrato.

Ten muy claros los plazos de cobro. Algunas agencias o empresas lo alargan hasta 60 días, tú verás si puedes permitirte eso.

Ten muy claros los términos de la creación de contenidos, especialmente el número de revisiones.

Incidiendo en lo anterior, cosas como el tono que le quieren dar, si hay algo inadmisible o no… Cada cliente querrá una cosa, he hecho desde contenido promocional hasta educativo, de tipo personal e incluso algún discurso. Ten muy claro cómo lo quieren antes de empezar o prepárate para el agobio de las reescrituras innecesarias. Y sí, muchos clientes no tienen ni idea de lo que quieren hasta que lo ven… O hasta que ven algo y no les gusta. Así es la naturaleza de la bestia.

Si tienen muestras en las que basarte a la hora de hacerte una idea de lo que quieren, mejor. Y sí, con cada cliente habrás de cambiar el chip constantemente en tus días de trabajo y será muy diferente una escritura de otra.

Aprende SEO. Tampoco tienes que aprender demasiado porque total, casi nadie se entera de nuevo de lo que realmente importa para posicionar en Google y de nuevo las historias de terror son demasiadas. Pero bueno, que te pedirán que sepas optimizar un contenido para buscadores a la hora de escribir. Google es tu amigo y hay información de sobra acerca de ello.

Si crees que escribir es igual que apretar tuercas en una fábrica o empujar papeles en una oficina, prepárate para otra sorpresa más, tampoco agradable. Esto no funciona así.

Tu tiempo será oro y no puedes contar que, si eres capaz de hacer 1000 palabras en una hora, durante 8 horas de trabajo podrás hacer 8000 al día. Como hagas esos cálculos lo vas a pasar muy mal. La escritura no sigue esa progresión lineal, agota mucho más de lo que crees. Necesitarás descansos y cuenta, como mucho, con que tendrás 4 horas buenas al día máximo. Cuando empieces con ello verás lo optimista que he sido con esas 4 horas.

En serio, no me voy a meter en tecnicismos, pero la escritura máxima que puedes realizar no es escalable y eso has de tenerlo muy en cuenta.

Si eres escritor de ficción, lo que escribas como mercenario no te hará mejor, como mucho al contrario, pero sí te agotará. ¿Solución? Escribe ficción ANTES de ponerte con tu trabajo de creador de contenidos. Y no traslades vicios, los clientes te van a pedir que quites, pongas o tengas ciertos tonos, no lo mezcles con tu ficción.

Podría decir mucho más, pero esta web no es para eso, aunque hoy sea la excepción.

Lo cierto es que estoy terminando proyectos y, tras unos años trabajando en esto, me estoy planteando si quiero seguir con ello o qué hacer… Así que tampoco creo que sea el mejor ejemplo, porque para esto hace falta un culo pegado a una silla y yo soy demasiado inquieto.

Pero bueno, parte de mi experiencia, por si le sirve a alguien.

Si quieres, te aviso por email cuando haya contenido nuevo.

4 comentarios en “Consejos para escritores freelance”

  1. Hola, Isaac.

    Interesante el contenido de tu post. Voy a barajar el dedicarme a ello porque, modestia aparte, tengo facilidad para escribir (y redactar que no son lo mismo). Aunque supongo que la facilidad no sea la panacea.

    Gracias por tus consejos. Tal vez sirvan.

    Un saludo literario desde Oviedo.

    1. Ánimo. Se puede, pero no es fácil, ya lo digo. Es un tema a largo plazo que requiere tesón, especialmente porque, cuando se contacta, 90% de veces ni te responden y otro 9% te dicen que no. Por eso hay que hacer muchos intentos.

      Un saludo.

      1. Muchas gracias. Si me decido al final, a ver qué pasa.

        Por cierto, acabo de leer la siguiente frase de Garci en un periódico digital: «La suerte importa más que el talento». Me acordé de ti, lógicamente.

        Y acabo de leer en Internet (esto no tiene que ver con la literatura) que hay una médica especialista en Endocrinología y Nutrición que se llama Miriam Belmar. Qué curioso porque tu apellido no es nada habitual.

        Un saludo literario.

  2. Hola Isaac, ¿algún consejo para armar un portfolio?

    Excelente articulo, me identifico. Hace unos meses que he estado trabajando como redactor, y ya algunos años como escritor de ficción sin nada que ostentar (publicar). Pero aquí estoy, leyéndote para buscar dirección.

    Igual cabe decir: gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba