Es necesario que te importe

Malcolm Gladwell escribe, y en uno de sus libros: A few thin slices of Malcolm Gladwell (Unos pocos trocitos de Malcolm Gladwell) dice una de esas cosas que son como una epifanía, de esas que, escuchadas en el momento adecuado, hacen encajar unas cuantas piezas.

Traduciendo artesanalmente dice así:

“Cuando escribes un libro necesitas tener algo más que una historia interesante. Necesitas un deseo de contar la historia. Necesitas estar implicado personalmente de alguna manera. Si vas a vivir con algo durante dos años, tres años o el resto de tu vida, necesitas que te importe”.

Algo tan simple, tan aparentemente obvio si las palabras al leerse no encajan en el momento adecuado, es tan cierto.

Tanto que pueden incluso provocar que dejes lo que estabas haciendo para escribir de repente sobre ello y contarlo a otros que puedan estar leyendo.

Porque hace falta que importe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *