Feliz cumpleaños, Hemingway

Feliz cumpleaños, Hemingway

Hoy, Ernest Miller Hemingway cumple 115 años, celebrándolo donde las leyendas viven y espero que aún se puedan emborrachar.

Siempre recuerdo el 21 de julio. “Papa” sobrevivió a metralla de mortero, un balazo en la pierna, anthrax, malaria, neumonía, disentería, cáncer de piel, hepatitis, diabetes, cuatro accidentes de coche y dos de avión. Supongo que al final sólo Hemingway podía acabar con el propio Hemingway, después de que la vida lo intentó cien veces y lo consiguió ninguna.

Hoy calmamos la adicción a la adrenalina con deportes de riesgo que no lo tienen y vacaciones de aventura prefabricada. Ya no son los tiempos (y si lo fueran no lo haríamos) de echar a un león de un bar porque se cagaba o de arrancarse la insignia de no combatiente en una guerra y que ese corresponsal, de manera poco explicable, tuviera una unidad propia de combate, con el doble de alcohol y armas que el resto.

Ese era Hemingway, ese y el que escribió:

“Cuando llegaba la primavera, incluso si era una primavera falsa, la única cuestión era encontrar el lugar donde uno pudiera ser más feliz. Lo único que podía arruinarte el día era la gente, y si podías evitar los compromisos, el día no tenía límites. La gente era lo que te limitaba la felicidad excepto por los muy pocos que eran tan buenos como la primavera misma”.

[…]

“Comimos bien y barato y bebimos bien y barato y dormimos bien y cálidos juntos y nos amamos”.

2 responses

  1. Hablar de Hemingway es complicado siempre. Cuando recuerdo al autor rememoro, en muchas ocasiones, aquella frase que puso en boca de Santiago (el protagonista de “El viejo y el mar”): “El hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado.” Recuerdo esta frase porque me parece que, en cierto modo, define bien la singular personalidad de Hemingway. Claro que reducirla a una frase es imposible (y estúpido). Hemingway fue una mente demasiado compleja, cuyos pensamientos no dejaron de buscar jamás infinitos modos de manifestarse, bien por escrito, bien mediante diversas actitudes… Me ha gustado mucho tu artículo y ese detalle de compartir tu espacio, a medias con él, permitiéndolo cerrarlo (a él le habría gustado). Gracias. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *