La aplicación Kindle ya permite almacenar y leer documentos propios

Hace poco me encontré con que la última actualización de la aplicación Kindle de mi Ipad permitía almacenar documentos en pdf y doc dentro de la aplicación para poder leerlos desde ella.

Aunque es algo que se podía hacer con un lector Kindle de libros electrónicos (los pasabas de tu ordenador al dispositivo mediante cable) hasta ahora no era posible en la aplicación.

El funcionamiento parecía sencillo, simplemente envías un documento adjunto por e-mail a la dirección de correo que Kindle te ha asignado (y que te aparece cuando entras a la nueva sección de “Documentos” de la aplicación Kindle.

En mi inocencia de primerizo probé a enviarme uno desde la cuenta de correo que uso para todo lo relacionado con Amazon, pero a los pocos segundos recibo una respuesta de que no se ha subido el documento, porque la dirección de correo desde la que lo he mandado no estaba autorizada por mí para hacerlo, con lo cual primero hay que autorizar una cuenta de e-mail para que desde ella se puedan enviar documentos y que aparezcan en tu aplicación Kindle (algo lógico por otro lado, porque si no cualquiera puede enviarte cosas a tu aplicación Kindle, quieras tú o no).

Los pasos para autorizar no son excesivamente difíciles.

1. Visitas la página “Gestione su Kindle” de Amazon.

2. Inicias sesión en tu cuenta de Amazon.

3. Ir a “Configuración de documentos personales” en “Mi cuenta Kindle”.

4. En la ” Lista de e-mails autorizados para Documentos personales “, hacer clic en “Añadir una nueva dirección de e-mail autorizada”.

5. Introducir la dirección de e-mail que deseas autorizar y seleccionar “Añadir dirección”.

En ese apartado puedes ver los documentos que tienes almacenados ahí, aparentemente Amazon te da 5 gigas, que en cuestión de docs y pdfs da para bastante, aunque no me extrañaría que lo ampliaran en el futuro a otros formatos adicionales.

6. Decirle al remitente que reenvíe el documento si es que te lo ha mandado alguien no autorizado todavía o bien probar a enviarlo de nuevo, que es lo que yo hice.

Al poco tiempo recibes un mail de respuesta de Amazon diciendo que tus documentos personales están ahora archivados en tu biblioteca Kindle.

Entras en tu aplicación Kindle, te vas a la opción “Documentos” arriba a la derecha (en Ipad), te vas a “Archivo” y comienza a descargar lo que hayas subido, de manera que la siguiente vez que vayas a la página inicial de “Documentos” te aparece lo que hayas almacenado online de esa manera.

Lo cierto es que envié un PDF y se ve bastante bien, fluido.

Un paso interesante que le acerca a la aplicación Ibooks y pretende hacer de Kindle la aplicación que uses para leer todos tus documentos.

Con Ibooks podías, además de leer los libros que te descargabas de la tienda Apple, documentos que podías pasar a la aplicación, como PDF’s, así que parece que por fin Amazon ha tomado nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *