Miyazaki y la necesidad de empezar una obra para olvidar otra

En el libro Turning Point, que describe la excepcional carrera del maestro de la animación Hayao Miyazaki, él mismo comenta algo que podría ser aplicable a cualquier creador de cualquier arte:

Hacer películas es estar -tan pronto como la terminas- continuamente arrepintiéndote de lo que has hecho. Cuando miramos lo que hemos hecho, todo lo que podemos ver son los fallos; no podemos ya ni verlas de una forma normal. Nunca veo mis películas de nuevo. Así que, a menos que empiece a trabajar en una nueva, nunca estaré libre de la maldición de la última. En serio. A menos que empiece a trabajar en la siguiente película, la última será un lastre en mí durante al menos dos o tres años.

Una vez vi una película bastante mediocre, sobre un coleccionista de arte. Se salvaba una frase: “todo artista odia lo que hace”. Hace poco, apareció por mi Time Line de Twitter esta viñeta de Tom Fonder que representa, fielmente, cualquier proceso creativo.

El proceso creativo

El proceso creativo

Si creyera que las cosas ocurren por una razón o me dejara llevar por la pareidolia, diría que esto tiene algún mensaje oculto, que como los antiguos profetas, soy tan egocéntrico que Dios, la vida o el destino me mandan mensajes. Pero no.

Yo tampoco he vuelto a leer nunca nada que me hayan publicado y sé que no lo haré. No puedo, es que no puedo. Ahí tengo libros con relatos y jamás he abierto ninguno para releerlo. Si lo hiciera (que no) sería con aprensión, con alejamiento, con gesto contraído y maldiciendo cada párrafo como al pasado, porque ya no puedo cambiarlo.

Al principio pensaba que era algo extraño, ahora veo que es lo normal. Que hay actores que no quieren verse en las películas, que nadie que se precie no odia lo que ha hecho, viendo sólo lo imperfecto.

Es curioso ver como cuando crees que eres raro resulta que eres normal.

2 responses

  1. …y es genial saber que existen personas con las que te identificas en muchas ocasiones (me pasa muy a menudo contigo, con lo que escribes) “Hoja en Blanco” se está convirtiendo en un rincón del mundo al que me gusta acudir porque es tal como lo describes: “Es curioso ver cómo cuando crees que eres raro, resulta que eres normal”…esto es lo que se siente al llegar aquí…Gracias. Un saludo.

    Por cierto, sí que guarda relación con el post (yo tampoco me siento nada satisfecha con lo que escribo y afortunadamente no publico, estoy segura de que destruiré todo antes de morir…)

    • Pues sí, es bueno saber que no se está solo. Incluso para ermitaños lo es.

      Ya verás como se te olvida destruir lo que escribes y alguien lo descubrirá y de repente te pasará como a Larsson o Toole, que miles les leyeron cuando ya no estaban y nunca lo supieron ;P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *