obra de arte

¿Qué hace falta para crear una obra de arte?

A través de un tuit de María Popova, entré en la madriguera del conejo de Alicia que me llevó hasta un artículo en el que 12 artistas contemporáneos daban su opinión sobre qué hace falta para crear una obra de arte.

Recomiendo encarecidamente la lectura del artículo original (en inglés, eso sí), aunque aquí me gustaría compartir las impresiones que más me llamaron la atención. Creo que, cuando un buen artista habla, uno tiene una cierta obligación de escuchar, aunque sea para no estar de acuerdo.

Además, la pregunta no puede ser más difícil, compleja y tramposa. Si me haces esa pregunta a mí, de hecho, no sabría por dónde empezar a contestar, la verdad.

Así que mejor dejo que hablen hoy algunos de esos artistas, empezando por la poetisa Elizabeth Alexander, cuya frase en el tuit que comento encendió la mecha:

«Eres castigado por tratar de anticipar lo que quiere tu audiencia. Eso provoca que hagas mal arte. Haz para dar […] Si no te quema hacerlo, no hay razón para hacerlo. Sé útil de otra manera».

Algo que, básicamente, bebe de la famosa frase de Bukowski y también resume mucho mejor que yo mi propia visión del tema.

Rebecca Louise Law es la artista que da la clave menos glamourosa de todas y también la más cierta, hacer una obra de arte requiere:

«Paciencia, coraje, humildad y trabajo duro» […] El mejor trabajo siempre surge cuando eres desafiado, ya sea en tiempo, dinero, materiales o conceptos. Es mejor arriesgarse que jugar sobre seguro».

Sigalit Landau, escultora israelí, piensa que:

«Para hacer una gran obra de arte necesitas creer que tienes toda una eternidad de tiempo, incluso cuando sea la cosa más urgente en tu vida, y necesitas también mucho nada-que-perder para producirla de manera impecable. Consumir mucha música, amor y un poco de alcohol, por supuesto».

Omar Z. Robles, fotógrafo enamorado del ballet, habla de un detalle crucial:

«¿Qué hace falta para crear obras de arte? (Nótese el plural). ¿Por qué obras? Porque para que un artista sea excelente necesita ser capaz de crear, no una, sino muchas grandes obras de arte. Así es como reconoces, o más bien distingues, el artista del lego. Es la consistencia en su trabajo lo que les separa de ser simplemente «éxito de un día». Para conseguir esto, necesitas tener la paciencia de atravesar el proceso de equivocarte, muchas veces […]. Otro elemento es ser autocrítico. Uno de mis mentores me dijo una vez: «El verdadero secreto de los grandes fotógrafos es que sólo exhiben su mejor trabajo«. Todos podemos producir una mala obra, incluso en nuestros mejores días».

Lauren Brevner, pintora:

«Cada vez que veo el trabajo de otro artista que amo, tiendo a tener una reacción visceral hacia la obra. Puede que acelere mi pulso o sean mariposas en el estómago, esa extraña sensación retorcida en las tripas tan similar a la que tienes cuando deseas a alguien. Así es como sé que es bueno. No puedo dejar de mirar o sonreír. Me trae tal corriente de emoción que no puedo evitar sentirme atraída hacia ello. Creo que eso viene de la pureza de la voz del artista, que no se puede fingir».

Philippe Echaroux insiste por el camino de la emoción, con un matiz muy importante en mi opinión:

«Una emoción. Esa es la chispa de cada fuego. Emociones que no necesariamente son positivas, pero ese primer sentimiento crea el arte».

Y cerrando el círculo con las palabras iniciales de Elizabeth Alexander, Loreal Prystaj tiene claro que:

«Es importante crear una obra que venga genuinamente desde dentro. Es la única manera en la puedes encontrar un punto de vista único. Es una trampa fácil generar una obra que percibes que gustará a la audiencia. Cierto, el espectador determina al final la grandeza de una obra de arte, porque el gran arte impacta a un vasto espectro de gente. Pero no puedes predecir a una audiencia volátil, de ahí que el arte sea, raras veces, una predicción calculada, sino que a menudo es un accidente. La única manera en la que un artista puede introducir nuevas perspectivas es siendo siempre curioso, haciendo preguntas y explorando. Ver el mundo a través de ojos curiosos lleva a nuevos descubrimientos».

Nada más que decir.

Si quieres, te aviso por email cuando haya contenido nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *