Qué será lo siguiente

3 reinas crueles

El plan era que, después de Perdimos la luz de los viejos días, lo siguiente lo publicaría por mi cuenta. ¿Por qué? Pues ¿por qué va a ser? Por lo que dice la canción: “Don’t let the days go by”.

Los tiempos son extremadamente largos en el mundo editorial, comenzar a mover algo hoy significa que, al menos hasta dentro de un año, no sabría nada, y en el extraño caso positivo (que ya sería carambola), aún habría que esperar otro tanto para materializarlo. Desde pequeño y por culpa de un libro que hablaba de Alejandro Magno, ya me entró la prisa por vivir y ya llego tarde a demasiadas, demasiadas cosas. Así que el plan era, antes del verano de 2015, tener algo nuevo y extenso, publicado por mi cuenta.

Pero ya se sabe cómo son los planes, como esos juegos de construcción con piezas de madera con los que intentabas hacer cosas muy altas de pequeño y siempre acababan caídos. Así que, de momento, y al menos durante un mes, ese plan queda aplazado, que no derribado.

Se ha cruzado por delante una oportunidad curiosa, de escribir algo nuevo y, quizá, publicarlo.

De momento no puedo dar muchas novedades al respecto, veremos cómo cristaliza todo y, para la semana que viene a estas mismas horas (si todo va sobre lo previsto), ya estarán todos los detalles.

Y sí, el tipo de ahí arriba perdiéndose en la niebla tiene algo que ver en todo esto.

Y sí, de verdad hay una canción en todo esto.

4 responses

  1. wow… voy a contar los días… qué interesante (y misterioso) todo… Me ha gustado mucho y la canción… Bueno, la letra sí que me ha gustado y los acordes (las guitarras me molan), pero… En fin, no voy a analizar el maldito vídeo… Me gusta lo que has escrito. Gracias. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *