Relato. El sentido de la vida

Relato. El sentido de la vida.

Silvio, que nunca lo buscó y no tuvo el más mínimo interés, conoció el sentido de la existencia cuando vio un billete de 5 euros en el suelo. Se agachó a por él, el pantalón cedió por el culo, se desgarró y a la vez también lo hizo la cortina de ilusión que cubre la realidad. Los dos rotos hicieron el mismo ruido. Silvio pudo ver por la abertura al otro lado de lo que existe y comprendió.

Había un sentido y un propósito, piezas que encajaban en un engranaje imposible, de metal injertado en carne. Éste se elevaba y retorcía en mil direcciones, ocupando todo y moviendo la existencia tras el telón que se había rajado. Infinidad de destellos cegadores y pequeños se afanaban alrededor de la maquinaria, manejándola, manteniéndola, cumpliendo como luciérnagas el esquema de las cosas. Eso y cien imposibles más vio en un segundo por la rendija descosida. Silvio se alzó, se puso la mano en el trasero para taparse el roto y la cortina rasgada se cerró, cosida en un instante por esas luces. Miró su mano y era cinco euros más rico. Su cabeza recordó lo que había visto y se sentó en el suelo allí mismo, bajo muecas raras de los que pasaban y le esquivaban.

Miraba a su billete, miraba a la nada. Silvio descubrió que había un sentido. Lo que millones buscaron y ninguno encontró, él pudo verlo cuando se le rompió el pantalón por detrás y con el pantalón la realidad.

Y luego se hizo un ovillo en la misma acera queriendo llorar y que no le levantaran. “¿Está bien? ¿Le ocurre algo?” Preguntó alguno. ”Que todo encaja”, respondió. Y el alguno que preguntaba se marchaba con el ceño encogido, haciendo gestos a otros que pasaban. ”Está loco”, oyó susurrar. A Silvio le daba igual porque había un propósito, no éramos capricho de un azar destinado a la nada tras un breve suspiro en este mundo.

Pero que hubiera un sentido no significaba que fuera bueno. Porque pudo ver el rostro del titiritero tras el telón y sonreía, con los colmillos manchados de sangre.

11 responses

  1. ¡Muy buen relato! Impacta el final. Me trajo el recuerdo de la novela de Drácula de Stoker y el sentido de explotación del humano dormido, del capitalismo que te succiona la vida y no puedes reaccionar. Lo de la rendija descosida está genial, su pantalón, la realidad, y Silvio que logra estar plenamente consciente para encontrar el sentido de la vida gracias a estar con el trasero al aire.

    Te felicito, me gustó mucho.

    Saludos!

  2. woww me encanto este relato me gusta como presentas la realidad y vaya lo encontró sin buscarlo lo hace mas irónico y especial, y ese final vaya muy bueno te felicito, y es cierto muchos no encuentran el propósito de la vida eeje y silvio tuvo q enfentar la vergüenza para verlo, ejje genial :3

    • Alguien mucho más sabio que yo me enseñó que el primer requisito para encontrar las cosas importantes suele ser abandonar su búsqueda. Muchas gracias, me alegro de que te gustara.

  3. Hola, Isaac.

    Me gusta tu relato. Mezcla varios tonos: es cómico, existencialista y con un toque inquietante. Coincido con Patricia en lo del final. A mí también me sorprendió, no me lo esperaba.

    Me gustó mucho lo de “…la cortina de ilusión que cubre la realidad” y “Los dos rotos hicieron el mismo ruido”.

    A seguir pensando y creando sin desfallecer.

    Un saludo.

  4. NOTA:

    Si me permites, una pequeña cuestión de “carpintería”: en la frase “Se agachó a por él” deberías haber escrito “Se agachó por él”. Descubrí no hace mucho que en español dos preposiciones no pueden ir juntas a pesar de que a mí (como a todo o casi todo el mundo, supongo) me suena mejor como tú la redactaste. No sé si fue un lapsus y conoces la norma o si pensabas que estaba bien así.

    Me gustaría que no te pareciese mal esta nota. Yo agradezco cuando alguien me advierte de los fallos que cometo.

    Un saludo.

    • Hola de nuevo Alberto:

      No sólo no me molestan esas cosas, al contrario, siempre se aprende o como mínimo da para debates sobre la lengua que (soy un “freak”, no lo negaré) a mí personalmente me gustan mucho 🙂

      La regla de “no pueden ir dos preposiciones juntas” nunca la entendí y confesaré que, cuando la aprendí por primera vez, procedí a olvidarla a los cinco minutos, debido a la gran cantidad de preposiciones juntas que son correctas (“iba tras de mí”, “tengo una responsabilidad para con ellos”, “condenado de por vida…”).

      En el español de América el “a por” se percibe y se trata como error, en el español de España no es así.

      El “a por” se utiliza como forma “no culta”, pero está completamente extendido y es el más usado, sobre todo cuando se trata de referirse a personas, ocasión en las que apenas he oído o leído la forma culta sin la “a”. Personalmente no entiendo aún como la RAE, perpetradora de algunas reglas que te dejan sorprendido (por decirlo diplomáticamente) no dice de una vez por todas, y claramente, que es perfectamente correcto y se anda aún con lo de forma culta y forma coloquial. Supongo que no lo hace por la posible implicación respecto al español de América.

      De hecho, la RAE misma reconoce que no sólo su uso no es condenable, sino que utilizar “a por” resuelve muchos casos de ambigüedad. Imagina una batalla donde un bando grita “a por Pepito” y el otro dice “por Pepito”, que sería la forma que se supone correcta. Si todos se decidieran por la forma “culta” sin la a, sería la batalla más confusa de la historia, pues mientras que el primer grito implica buscar y atacar a Pepito, el segundo es lo contrario, coger las armas para defender a Pepito.

      Aquí está, de hecho, la posición oficial de la RAE tal y como la expresa ella misma:

      El uso de la secuencia de preposiciones a por tras verbos que indican movimiento, como ir, venir, volver, salir, etc., con el sentido de ‘en busca de’, es hoy normal en el español de España, donde es corriente decir Ve a por agua, Salgo a por el pan, Volvió a por el paraguas. En el español de América, en cambio, este uso se percibe como anómalo y sigue siendo general allí el empleo exclusivo, en estos casos, de la preposición por: Ve por agua, Salgo por el pan, Volvió por el paraguas.

      No hay razones lingüísticas para condenar el uso de a por, tan legítimo como el de otras combinaciones de preposiciones nunca censuradas, como para con, de entre, por entre, tras de, de por, etc. La secuencia a por (documentada ya en textos españoles de los siglos xvi y xvii) se explica por el cruce de las estructuras ir a un lugar (complemento de dirección) e ir por algo o alguien (‘en busca de’), ya que en esta última está también presente la idea de ‘movimiento hacia’.

      Por otra parte, el uso de ambas preposiciones, frente al empleo aislado de por, resuelve en muchos casos problemas de ambigüedad; así, la oración Voy por mi hijo puede significar ‘voy a buscar a mi hijo’, ‘voy en lugar de mi hijo’, ‘voy en favor o por el bien de mi hijo’ o ‘voy porque me lo ha pedido mi hijo’; mientras que la oración Voy a por mi hijo solo puede significar ‘voy a buscar a mi hijo’.

      Vaya, releyendo un poco veo que realmente soy un “freak” de estas cosas. De todas formas, no nos engañemos, siempre podremos agarrarnos a que estamos usando una licencia literaria y tapar así cuando retorcemos la gramática ;P

  5. Hola otra vez, Isaac.

    Acabo de leer tu extenso comentario. Me alegro de haberte mencionado la cuestión porque comentas varias cosas que desconocía y así aprendo. No sabía que la estructura “a por” es correcta en el español de aquí. Perdona por haberte censurado equivocadamente.

    A mí también me gusta debatir sobre estas cuestiones lingüísticas (en las que mucha gente ni siquiera se para) y coincido contigo en que lo de la RAE es a veces, o a menudo, incomprensible o, cuanto menos, difícil de entender. Es como suprimir la tilde en palabras como “guion” o “solo” cuando equivale a solamente. Pienso que deberían haberlas dejado como estaban desde mi humilde punto de vista, ya que no soy un experto del lenguaje.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *