Tres reinas crueles

Un extraño viene con la tormenta. Perdió la vida por culpa de tres reinas crueles y solo le quedaba caminar, así que miró hacia el norte y empezó a hacerlo.

Como los antiguos poetas errantes, deambuló encontrándose con que el camino era diferente al que decían los libros. Casi siempre era más sucio, lo poblaban monstruos y vio lugares que le dijeron que no existían. A veces también resultaba dulce y salía herido de más de una forma.

Caminó mil kilómetros hacia ese norte hasta llegar con la tormenta y miraba hacia atrás de vez en cuando. Alguien parecía seguirle y hacer el camino con él.

Reseñas de la novela

Tengo la fortuna de que, en general, las críticas de la gente que sabe (es decir, la gente que lee) han sido buenas o muy buenas. He aquí algunas de esas reseñas.

Reseña en “Detrás de la pistola”

Esta historia es de esas en las que pensaré pasados unos días, pasados unos meses, y que recordaré cuando pasen los años. Tenía unas expectativas muy altas y no me ha defraudado, al contrario. Creo que es uno de esos pocos libros, como “Drácula”, por el que me saltaré mi norma no escrita y lo volveré a leer de nuevo.

Leer reseña completa.

Reseña en “Lecturafilia”

Conocí la delicada prosa de Isaac Belmar en un nouvelle Perdimos la luz de los viejos días, y ahora la vuelvo a palpar en Tres reinas crueles, una novela que merece la pena desde el primer momento […] Perdónenme si esta crítica es demasiado personal, porque ahora mismo la estoy escribiendo mientras observo por la ventana y veo la bruma que parece empañar los días y me reactiva el corazón y la sensibilidad a la hora de hablar de esta preciosa novela

Leer reseña completa.

Reseña en “Mi todo un poco”

Isaac, quizá pueda sonar a exageración, es como Velázquez, el pintor de la luz, pero en escritor. Y más que de la luz, es el escritor de las sombras.

Leer reseña completa.

Reseña en “Abrir un libro”

Tiene el poder de hacerme ver y pensar más allá de lo que está narrando, es bueno. Muy bueno. […] Ya solamente con los magníficos enunciados de unos capítulos muy cortos, hará que la épica no decaiga y el lector sabrá y percibirá que detrás de cada capítulo, hay una pequeña maravilla. […] Es un libro con un lenguaje magnífico que nos hablará de recorrer un camino con una ficción que cautivará a aquel lector que quiera leer “algo más”. E Isaac Belmar lo ofrece.

Leer reseña completa.